Refrigeración de Carnes y Productos Cárnicos

La carne y los productos cárnicos deben conservarse a una temperatura adecuada para mantener su calidad y sabor.

La carne y los productos cárnicos deben conservarse a una temperatura adecuada para mantener su calidad y sabor. Los principales objetivos de la conservación de la carne son la prevención de microorganismos que provocan el deterioro de la carne, la protección de la carne de factores externos y el aumento de su vida útil. En carnes y productos cárnicos, el proceso de refrigeración se realiza entre +10°C y -1°C. La refrigeración y la congelación son los métodos de conservación más comunes y eficaces de la carne y los productos cárnicos. El punto de congelación de la carne está entre -1,5°C y -1,7°C. Cuando la temperatura de la carne desciende por debajo del punto de congelación, se congelará. La conservación de la carne a una temperatura superior al punto de congelación se denomina almacenamiento congelado. El almacén frigorífico de carne instalado por nosotros cumple con todos los estándares de higiene. 

 

Nuestro equipo profesional y experimentado se encarga de proyectos, remodelaciones, modernizaciones, optimizaciones y mantenimiento de sistemas de cámaras frigoríficas para carnes y productos cárnicos.

 

Póngase en contacto con nosotros para conocer los requisitos de su proyecto.

×